Cada vez que nuestro corazón late, bombea sangre hacia las arterias y crea una presión en ellas; dicha presión es la que consigue que este tejido líquido circule por todo nuestro cuerpo de forma vital.

La Hipertensión es la principal causa de mortalidad en Colombia. Esta enfermedad afecta a más del 20% de los adultos entre los 40 y los 65 años; pero lo que hace que este padecimiento sea tan letal es que no presenta síntomas; de ahí la importancia de la prevención.

Los parámetros normales son 120/80, estos valores representan los movimientos del corazón; el primer indicador es la presión sistólica, que en condición normal debe registrar de 100 a 140 y el segundo valor indica la presión diastólica, esta debe estar entre 60 y 90. Si tus registros están entre estos valores, tu presión arterial es normal. Recuerda nunca bajar la guardia. Actualmente, no se han encontrado causas específicas que originen esta enfermedad, pero sí se han podido determinar algunos factores de riesgo que nos hacen propensos a padecerla como: la obesidad, el consumo elevado de sal, alcohol, tabaco, el sedentarismo y el estrés. Si tenemos antecedentes familiares de esta enfermedad, debemos aumentar la vigilancia sobre nuestra tensión.

Cada vez que nuestro corazón late, bombea sangre hacia las arterias y crea una presión en ellas; dicha presión es la que consigue que este tejido líquido circule por todo nuestro cuerpo de forma vital.

La Hipertensión es la principal causa de mortalidad en Colombia. Esta enfermedad afecta a más del 20% de los adultos entre los 40 y los 65 años; pero lo que hace que este padecimiento sea tan letal es que no presenta síntomas; de ahí la importancia de la prevención.

Los parámetros normales son 120/80, estos valores representan los movimientos del corazón; el primer indicador es la presión sistólica, que en condición normal debe registrar de 100 a 140 y el segundo valor indica la presión diastólica, esta debe estar entre 60 y 90. Si tus registros están entre estos valores tu presión arterial es normal. Recuerda nunca bajar la guardia. Actualmente no se han encontrado causas especí cas que originen esta enfermedad, pero sí se han podido determinar algunos factores de riesgo que nos hacen propensos a padecerla como: la obesidad, el consumo elevado de sal, alcohol, tabaco, el sedentarismo y el estrés. Si tenemos antecedentes familiares de esta enfermedad, debemos aumentar la vigilancia sobre nuestra tensión.

Esta enfermedad afecta a más del 30% de la población mundial y es uno de los principales factores de cardiopatías e insuficiencia renal. Conoce cómo prevenirla.

¿Qué es la Hipertensión?

Ocurre cuando los vasos sanguíneos tienen una continua tensión alta al llevar la sangre desde el corazón a todo el cuerpo. Mientras más alta sea la tensión, más esfuerzo hace el corazón para bombear.

Tensión arterial normal

Sistólica: 120 mmHg

Diastólica: 80 mmHg

Hipertensión

Sistólica: +140 mmHg

Diastólica: +90 mmHg

Factores que la desencadenan

  • Hereditarios
  • Obesidad
  • Estrés
  • Dieta rica en grasa y carbohidratos
  • Exceso en el consumo de sal y alcohol

Las enfermedades orgánicas u hormonales solo provocan el 5% de los casos.

Las graves consecuencias

Si no se controla a tiempo

  • Infarto al miocardio
  • Insuficiencia cardiaca
  • Aneurismas en vasos sanguíneos
  • Accidentes cardiovasculares
  • Insuficiencia renal
  • Ceguera

Síntomas

No hay en algunos casos, pero pueden presentar:

  • Dolor de cabeza
  • Dificultad respiratoria
  • Vértigos
  • Dolor Torácico
  • Palpitaciones del corazón
  • Hemorragias Nasales

Formas de prevención

  • Medir la tensión arterial
  • Abandonar el consumo de tabaco
  • Dieta saludable
  • Hacer ejercicio
  • Evitar el uso del alcohol
  • Reducir la ingesta de sal

El 17 de mayo se conmemora el Día Mundial de la Hipertensión Arterial para crear conciencia sobre la enfermedad.

La dieta es una de las principales medidas del tratamiento del hipertenso. No solo son importantes los tipos de alimentos, sino la forma de cocinarlos y de conservarlos.

¿Existe la dieta ideal?

No existe la "dieta ideal", tenemos que hablar de "dieta saludable" que es la que nos proporciona la sficiente cantidad de alimento para satisfacer nuestras necesidades, permitiéndonos conservar el peso y un estado de buena salud.

El papel de la dieta es fundamental y prioritario en el control del riesgo cardiovascular global, siendo la piedra angular donde se sustenta la prevención y el tratamiento de las enfermedades cardiovasculares como es la hipertensión.

¿Qué otras recomendaciones dietéticas debe seguir el hipertenso?

• Aumentar el consumo de potasio, calcio y magnesio. Para ello, aumente el consumo de legumbres, frutas, verduras y derivados lácteos bajos en grasas y en general, reduzca al mínimo el contenido en grasa animal de la dieta.

• Moderar el consumo de bebidas alcohólicas. No tome más de uno o dos vasos de vino al día y a lo sumo una bebida alcohólica a la semana.

Alimentos que ayudan al corazón

  • Ricos en fibra: cereales y verduras.
  • Fibra soluble: frutas frescas y avena.
  • Ricos en potasio: plátanos, patatas, tomates, melocotones y uvas.
  • Ricos en folatos: espinacas, coliflor y brócoli.
  • Vitamina C: naranja, mandarina y guayaba. Omega-3 y Aceite de Oliva

La dieta es una de las principales medidas del tratamiento del hipertenso. No solo son importantes los tipos de alimentos, sino la forma de cocinarlos y de conservarlos.

¿Existe la dieta ideal?

No existe la "dieta ideal", tenemos que hablar de "dieta saludable" que es la que nos proporciona la suficiente cantidad de alimento para satisfacer nuestras necesidades, permitiéndonos conservar el peso y un estado de buena salud.

El papel de la dieta es fundamental y prioritario en el control del riesgo cardiovascular global, siendo la piedra angular donde se sustenta la prevención y el tratamiento de las enfermedades cardiovasculares como es la hipertensión.

¿Qué otras recomendaciones dietéticas debe seguir el hipertenso?

• Aumentar el consumo de potasio, calcio y magnesio. Para ello, aumente el consumo de legumbres, frutas, verduras y derivados lácteos bajos en grasas y en general, reduzca al mínimo el contenido en grasa animal de la dieta.

• Moderar el consumo de bebidas alcohólicas. No tome más de uno o dos vasos de vino al día y a lo sumo una bebida alcohólica a la semana.

Alimentos que ayudan al corazón

  • Ricos en fibra: cereales y verduras.
  • Fibra soluble: frutas frescas y avena.
  • Ricos en potasio: plátanos, patatas, tomates, melocotones y uvas.
  • Ricos en folatos: espinacas, coliflor y brócoli.
  • Vitamina C: naranja, mandarina y guayaba.
  • Omega-3 y Aceite de Oliva

Share this post