Después de sentirte mareado puedes sentirte aturdido, confundido o desorientado, pero si sientes que el lugar a tu alrededor se está moviendo es un claro síntoma de vértigo. Ambas sensaciones pueden hacerte perder el equilibrio. A medida que las personas envejecen, pueden tener más problemas de salud y tomar más medicamentos, esto los hace más propensos a tener problemas vertiginosos.

¿Qué es el vértigo y qué lo causa?

Se conoce como vértigo a la sensación subjetiva de movimiento, de giro del entorno o de uno mismo o de precipitación al vacío sin que exista realmente. Se acompaña normalmente de náuseas, pérdida del equilibrio (mareo) y sensación de desmayo inminente.

El vértigo no es lo mismo que sentirse aturdido. Las personas con vértigo sienten como si realmente estuvieran girando o moviéndose, o como si el mundo estuviera girando a su alrededor.

Existen dos tipos de vértigo: periférico y central

El vértigo periférico se debe a un problema en la parte del oído interno que controla el equilibrio. Estas áreas se denominan laberinto vestibular o canales semicirculares. El problema también puede involucrar el nervio vestibular. Este es el nervio que conecta el oído interno y el tronco encefálico.

El vértigo central se debe a un problema en el encéfalo, por lo regular en el tronco encefálico o la parte posterior del cerebro (lóbulo occipital).

El vértigo periférico puede ser causado por:

  • Vértigo posicional paroxístico benigno.
  • Ciertos medicamentos.
  • Lesión traumática del oído interno.
  • Inflamación del nervio vestibular (neuronitis).
  • Irritación e hinchazón del oído interno.
  • Enfermedad de Ménière.
  • Presión en el nervio vestibular, por lo general de un tumor.

El vértigo central puede ser causado por:

  • Enfermedad vascular.
  • Ciertos fármacos y alcohol.
  • Esclerosis múltiple.
  • Convulsiones.
  • Accidente cerebrovascular.
  • Tumores (cancerosos o no).
  • Migraña vestibular.

¿Qué síntomas se presentan?

El principal síntoma es una sensación de que tu o el cuarto se están moviendo o girando. La sensación giratoria puede causar náuseas y vómitos. Dependiendo de la causa, otros síntomas pueden incluir:

  • Problemas para enfocar los ojos.
  • Mareo.
  • Pérdida de audición en un oído.
  • Pérdida del equilibrio (puede causar caídas).
  • Zumbido en los oídos.

Si tienes vértigo debido a problemas en el cerebro (vértigo central), puedes presentar otros síntomas, que incluyen:

  • Dificultad para deglutir (proceso de ingestión de un alimento).
  • Visión doble.
  • Problemas con los movimientos de los ojos.
  • Parálisis facial.
  • Mala articulación del lenguaje.
  • Debilidad de las extremidades.

Si bien es poco frecuente que los mareos indiquen una enfermedad grave, consulta con el médico de inmediato si tienes mareos o vértigo junto con alguno de estos síntomas:

  • Un dolor de cabeza nuevo, diferente o muy fuerte.
  • Fiebre.
  • Visión doble o pérdida de la visión.
  • Pérdida de la audición.
  • Problemas para hablar.
  • Debilidad en las piernas o los brazos.
  • Pérdida del conocimiento.
  • Caídas o dificultad para caminar.
  • Entumecimiento u hormigueo.

Los signos y síntomas enumerados anteriormente pueden indicar un problema más grave.

Tratamiento y recomendaciones

Para ayudar a resolver los síntomas del vértigo, tu médico puede realizarte la maniobra de Epley u otras. Esto consiste en colocar la cabeza en diferentes posiciones para ayudar a restablecer el órgano del equilibrio. Te pueden recetar medicamentos para tratar los síntomas del vértigo periférico, como náuseas y vómitos.

La fisioterapia puede ayudarte a mejorar los problemas de equilibrio. Te enseñarán ejercicios para restaurar tu sentido del equilibrio. Los ejercicios también pueden fortalecer tus músculos para evitar caídas.

Para prevenir el empeoramiento de los síntomas durante un episodio de vértigo, prueba lo siguiente:

  • Reanuda la actividad gradualmente.
  • Evita cambios súbitos de posición.
  • No intentes leer cuando ocurran los síntomas.
  • Evita las luces brillantes.
  • Puedes necesitar ayuda para caminar cuando se presenten los síntomas. Evita las actividades riesgosas como conducir, operar maquinaria pesada y escalar hasta 1 semana después de que los síntomas hayan desaparecido.
  • No salgas a la calle solo, si debes hacerlo, pídele a alguien que te acompañe.

Otros tratamientos dependen de la causa del vértigo. No olvides consultar a tu médico antes de seguir cualquier recomendación.

Share this post